SOBRE LA SERÍE MARTÍN FIERRO



Inspirada en este heroico personaje de la literatura gauchesca argentina, esta silla pretende poseer la misma esencia que este valiente ser; orgulloso de su origen y dueño por su esfuerzo de cuanto le rodea.

El cuero proviene del noroeste argentino, donde es curtido de manera artesanal. En el proceso no se utiliza ningún químico, respetando el estilo de vida del gaucho, que produce sus elementos de uso cotidiano con una sencillez esencial.

Este asiento refleja el entorno más inmediato del gaucho: es la montura en la que viaja y también su lugar de reposo; es su lugar de trabajo y donde lleva lo indispensable para sus viajes.

De aquí deviene el carácter de esta silla forjada en hierro y cuero fuerte e infatigable, rústica y al mismo tiempo atemporal, noble y transparente, como el auténtico gaucho.
                                Martín Feijoó